Desparasitación de gatos

Cómo desparasitar un Gato: Prevención, tratamiento y cuidados

Descubre cómo desparasitar un gato con nuestra guía. Aprende sobre prevención, tratamiento y cuidados para mantener a tu mascota saludable y feliz.

Introducción

Los gatos son animales adorables y divertidos, pero también requieren de una serie de cuidados para mantenerlos sanos y felices. Uno de los aspectos más importantes de la salud de los gatos es la desparasitación, que consiste en eliminar los parásitos que pueden afectar a su organismo y causarles diversas enfermedades.

En este artículo te explicamos cómo desparasitar un Gato: qué es, por qué es necesario, qué tipos de parásitos existen, cómo y cuándo desparasitar a tu gato, qué productos antiparasitarios usar, qué efectos secundarios pueden tener y cómo prevenir los parásitos en tu mascota.

Como Desparasitar Un Gato

¿Qué es la desparasitación?

La desparasitación es el proceso de eliminar los parásitos que pueden infectar a los gatos, tanto internos como externos. Los parásitos son organismos que viven a expensas de otro ser vivo, al que le causan daño y le roban nutrientes. Los parásitos pueden transmitirse por contacto directo con otros animales infectados, por el medio ambiente o por la ingestión de alimentos contaminados.

¿Por qué es necesaria la desparasitación?

La desparasitación es necesaria para proteger la salud de tu gato y evitar que sufra enfermedades graves que pueden comprometer su calidad de vida e incluso poner en riesgo su vida.

Algunas de las enfermedades que pueden causar los parásitos en los gatos son:

  • Anemia: los parásitos internos, como las lombrices o las tenias, se alimentan de la sangre del gato y le provocan una disminución de los glóbulos rojos, lo que puede causar debilidad, palidez, falta de apetito y problemas respiratorios.
  • Diarrea: los parásitos internos también pueden irritar el intestino del gato y alterar su flora bacteriana, lo que puede provocar diarrea, vómitos, dolor abdominal y pérdida de peso.
  • Dermatitis: los parásitos externos, como las pulgas o los ácaros, se alojan en la piel o el pelo del gato y le producen picazón, inflamación, enrojecimiento y heridas por el rascado. Estas lesiones pueden infectarse por bacterias u hongos y causar infecciones secundarias.
  • Alergias: algunos gatos pueden desarrollar una reacción alérgica a la saliva de las pulgas, lo que se conoce como dermatitis alérgica por pulgas. Esta condición se caracteriza por un intenso prurito, pérdida de pelo y costras en la piel.
  • Zoonosis: algunas enfermedades causadas por parásitos pueden transmitirse de los animales a las personas, lo que se conoce como zoonosis. Algunos ejemplos son la toxoplasmosis, la teniasis o la sarna.

¿Por qué es importante desparasitar a tu gato?

Desparasitar a tu gato no solo es importante para su salud, sino también para la tuya y la de tu familia. Al desparasitar a tu gato evitas que pueda contagiar a otros animales o personas con los parásitos que pueda tener. Además, al mantener a tu gato libre de parásitos favoreces su bienestar y su felicidad, ya que evitas que sufra molestias o dolencias innecesarias.

Un Veterinario Utiliza Una Jeringa Oral Para Administrar Un Desparasitante Líquido A Un Gatito. Servicio De Desparasitación En Clínica Veterinaria.

Tipos de parásitos en gatos

Los parásitos que pueden afectar a los gatos se clasifican en dos tipos: internos y externos.

Parásitos internos

Los parásitos internos son aquellos que viven dentro del organismo del gato, principalmente en el aparato digestivo. Los más comunes son:

  • Lombrices intestinales: son gusanos cilíndricos que se alojan en el intestino delgado del gato y se alimentan de su contenido. Pueden medir desde unos milímetros hasta varios centímetros. Los más frecuentes son los ascaris (Toxocara cati) y los anquilostomas (Ancylostoma tubaeforme).
  • Tenias: son gusanos planos y segmentados que se alojan en el intestino delgado del gato y se alimentan de su contenido. Pueden medir desde unos centímetros hasta varios metros. Los más frecuentes son las tenias del perro (Dipylidium caninum) y las tenias del gato (Taenia taeniaeformis).
  • Giardias: son protozoos unicelulares que se alojan en el intestino delgado del gato y se alimentan de su contenido. Pueden causar diarrea, vómitos, dolor abdominal y pérdida de peso. El más frecuente es la giardia (Giardia duodenalis).
  • Coccidios: son protozoos unicelulares que se alojan en el intestino grueso del gato y se alimentan de su contenido. Pueden causar diarrea, sangre en las heces, dolor abdominal y pérdida de peso. El más frecuente es el coccidio (Isospora felis).

Parásitos externos

Los parásitos externos son aquellos que viven en la superficie del cuerpo del gato, principalmente en la piel o el pelo. Los más comunes son:

  • Pulgas: son insectos sin alas que se alimentan de la sangre del gato mediante picaduras. Pueden saltar hasta 30 cm de distancia y transmitir enfermedades como la tenia o la bartonelosis. La más frecuente es la pulga del gato (Ctenocephalides felis).
  • Garrapatas: son arácnidos con ocho patas que se alimentan de la sangre del gato mediante picaduras. Pueden transmitir enfermedades como la anaplasmosis o la babesiosis. La más frecuente es la garrapata marrón del perro (Rhipicephalus sanguineus).
  • Ácaros: son arácnidos microscópicos que se alimentan de la piel o el pelo del gato mediante picaduras. Pueden causar sarna, otitis o alergias. Los más frecuentes son el ácaro de la sarna sarcóptica (Sarcoptes scabiei), el ácaro de la sarna notoédrica (Notoedres cati), el ácaro del oído (Otodectes cynotis) y el ácaro de los folículos pilosos (Demodex cati).
  • Piojos: son insectos sin alas que se alimentan de la piel o el pelo del gato mediante picaduras. Pueden causar prurito, anemia o dermatitis. El más frecuente es el piojo masticador del gato (Felicola subrostratus).

Desparasitación interna en gatos

La desparasitación interna en gatos consiste en eliminar los parásitos que se alojan en el interior del organismo del felino, como los gusanos intestinales, los coccidios o los giardias. Estos parásitos pueden causar problemas de salud graves en los gatos, como diarrea, vómitos, pérdida de peso, anemia o incluso la muerte. Por eso, es muy importante desparasitar a tu gato de forma regular y preventiva.

Proceso

El proceso de desparasitación interna en gatos es muy sencillo y se puede hacer en casa con la ayuda de un producto antiparasitario adecuado. Lo primero que debes hacer es consultar con tu veterinario sobre el tipo y la dosis de antiparasitario que necesita tu gato, ya que esto dependerá de su edad, peso, estado de salud y antecedentes. El veterinario también te indicará la frecuencia con la que debes desparasitar a tu gato, que suele ser cada 3 o 6 meses.

El producto antiparasitario se puede administrar de diferentes formas: en forma de comprimido, pasta, líquido o spot-on. Elige la forma que sea más fácil para ti y para tu gato, y sigue las instrucciones del envase o del veterinario. Es importante que respetes la dosis y el intervalo de tiempo entre cada aplicación, y que no mezcles diferentes productos sin consultar antes con el veterinario.

Productos recomendados

Existen muchos productos antiparasitarios para gatos en el mercado, pero no todos son igual de efectivos ni seguros. Algunos de los productos más recomendados por los expertos son:

  • Drontal: Es un comprimido que elimina los gusanos redondos y planos en gatos. Se debe administrar una sola dosis por cada 4 kg de peso del gato.
  • Milbemax: Es otro comprimido que actúa contra los gusanos redondos y planos, y también previene la dirofilariosis o gusano del corazón. Se debe dar una sola dosis por cada 2 kg de peso del gato.
  • Profender: Es un spot-on que se aplica sobre la piel del cuello del gato y elimina los gusanos redondos y planos. Se debe aplicar una sola dosis por cada 2,5 kg de peso del gato.
  • Panacur: Es una pasta o un líquido que se puede mezclar con la comida del gato y elimina los gusanos redondos, los coccidios y los giardias. Se debe administrar una dosis diaria durante 3 días consecutivos.
Vacuna Antiparasitaria Con Jeringa A Un Gato Sobre La Mesa En Una Clínica Veterinaria

Desparasitación externa en gatos

La desparasitación externa en gatos consiste en eliminar los parásitos que se alojan en el exterior del cuerpo del felino, como las pulgas, las garrapatas o los ácaros. Estos parásitos pueden causar problemas de salud como irritación, alergia, infección o transmisión de enfermedades. Por eso, es muy importante desparasitar a tu gato de forma regular y preventiva.

Proceso

El proceso de desparasitación externa en gatos es muy sencillo y se puede hacer en casa con la ayuda de un producto antiparasitario adecuado. Lo primero que debes hacer es consultar con tu veterinario sobre el tipo y la dosis de antiparasitario que necesita tu gato, ya que esto dependerá de su edad, peso, estado de salud y antecedentes. El veterinario también te indicará la frecuencia con la que debes desparasitar a tu gato, que suele ser cada mes o cada 3 meses.

El producto antiparasitario se puede administrar de diferentes formas: en forma de collar, pipeta, spray o polvo. Elige la forma que sea más fácil para ti y para tu gato, y sigue las instrucciones del envase o del veterinario. Es importante que respetes la dosis y el intervalo de tiempo entre cada aplicación, y que no mezcles diferentes productos sin consultar antes con el veterinario.

Productos recomendados

Existen muchos productos antiparasitarios para gatos en el mercado, pero no todos son igual de efectivos ni seguros. Algunos de los productos más recomendados por los expertos son:

  • Advantage: Es una pipeta que se aplica sobre la piel del cuello del gato y elimina las pulgas y sus larvas. Se debe aplicar una sola dosis por cada 4 kg de peso del gato cada mes.
  • Frontline: Es otro tipo de pipeta que actúa contra las pulgas, las garrapatas y los piojos. Se debe aplicar una sola dosis por cada 5 kg de peso del gato cada mes o cada 3 meses según el tipo de parásito.
  • Seresto: Es un collar que protege al gato de las pulgas, las garrapatas y los ácaros durante 8 meses. Se debe colocar alrededor del cuello del gato y ajustarlo correctamente.
  • Fiproclear: Es un spray que se pulveriza sobre el pelo del gato y elimina las pulgas, las garrapatas y los ácaros. Se debe aplicar una dosis de 3 a 6 ml por kg de peso del gato cada mes.

Productos antiparasitarios para gatos

Los productos antiparasitarios para gatos son sustancias químicas que tienen la capacidad de matar o repeler a los parásitos que pueden afectar a la salud de los felinos. Estos productos se pueden clasificar en dos tipos: los que actúan contra los parásitos internos y los que actúan contra los parásitos externos.

Tipos de productos antiparasitarios

Los productos antiparasitarios para gatos se pueden dividir en dos grupos según el tipo de parásito que combaten:

  • Antihelmínticos: Son los que eliminan los parásitos internos, como los gusanos intestinales, los coccidios o los giardias. Estos productos se pueden administrar en forma de comprimido, pasta, líquido o spot-on.
  • Antiparasitarios externos: Son los que eliminan los parásitos externos, como las pulgas, las garrapatas o los ácaros. Estos productos se pueden administrar en forma de collar, pipeta, spray o polvo.

Cómo elegir el producto adecuado

Para elegir el producto antiparasitario adecuado para tu gato, debes tener en cuenta varios factores:

  • La edad, el peso, el estado de salud y los antecedentes de tu gato. No todos los productos son aptos para todos los gatos, y algunos pueden tener contraindicaciones o efectos secundarios. Por eso, es imprescindible consultar con tu veterinario antes de usar cualquier producto antiparasitario.
  • El tipo y el grado de infestación de tu gato. No todos los productos son igual de eficaces contra todos los parásitos, y algunos pueden requerir más de una aplicación o una combinación con otros productos. Por eso, es importante identificar correctamente el tipo de parásito que tiene tu gato y seguir las indicaciones del veterinario sobre la dosis y la frecuencia de uso.
  • La forma de administración del producto. No todos los productos se aplican de la misma manera, y algunos pueden ser más fáciles o más difíciles de usar según el carácter y la tolerancia de tu gato. Por eso, es conveniente elegir la forma que sea más cómoda para ti y para tu gato, y seguir las instrucciones del envase o del veterinario sobre cómo aplicar el producto correctamente.
El Veterinario Le Pone Una Inyección A Un Gatito Escocés. Un Médico En Una Clínica Veterinaria Inocula A Un Gato.

¿Cómo y cuándo desparasitar a un gato por primera vez?

Los parásitos más comunes en los gatos son las lombrices, las tenias, las pulgas y las garrapatas, entre otros. Estos parásitos pueden causar síntomas como diarrea, vómitos, pérdida de peso, anemia, irritación de la piel y problemas respiratorios.

La desparasitación de gatos es muy importante para prevenir estas enfermedades y mantener a tu gato sano y feliz. Además, algunos parásitos pueden transmitirse a las personas, por lo que también es una medida de higiene y salud pública.

Pero, ¿cómo y cuándo desparasitar a un gato por primera vez? En este artículo te lo explicamos con detalle.

Edad recomendada para la primera desparasitación

Los gatos pueden contraer parásitos desde que nacen, ya sea por el contacto con la madre o con el medio ambiente. Por eso, se recomienda empezar la desparasitación de gatos desde las primeras semanas de vida.

La edad recomendada para la primera desparasitación interna (contra los parásitos que viven en el intestino) es a partir de las 3 semanas de edad. La primera desparasitación externa (contra los parásitos que viven en la piel o el pelo) se puede hacer a partir de las 6 semanas de edad.

Estas edades son orientativas y pueden variar según el tipo de producto antiparasitario que se utilice y el estado de salud del gatito. Por eso, es importante consultar con el veterinario antes de administrar cualquier producto antiparasitario a tu gato.

Pasos a seguir

Para desparasitar a un gato por primera vez, debes seguir estos pasos:

  1. Lleva a tu gato al veterinario para que le haga una revisión y le recete el producto antiparasitario más adecuado para su edad, peso y condición física.
  2. Sigue las instrucciones del veterinario sobre cómo y cuándo administrar el producto antiparasitario. Algunos productos se dan por vía oral (pastillas, jarabes o pipetas), otros se aplican sobre la piel (pipetas o sprays) y otros se inyectan (vacunas).
  3. Repite el tratamiento según la frecuencia indicada por el veterinario. La desparasitación de gatos no es un acto puntual, sino que debe hacerse periódicamente para mantener a tu gato libre de parásitos.
  4. Mantén una buena higiene de tu gato y su entorno. Limpia su arenero con frecuencia, lava su cama y sus juguetes, cepilla su pelo y evita que entre en contacto con otros animales que puedan estar infectados.
  5. Observa a tu gato y si notas algún síntoma o cambio en su comportamiento, llévalo al veterinario lo antes posible.

Desparasitación en gatitos

Los gatitos son más vulnerables a los parásitos que los gatos adultos, por lo que requieren una atención especial. La desparasitación en gatitos debe hacerse con productos específicos para su edad y peso, ya que algunos productos antiparasitarios pueden ser tóxicos o causar efectos secundarios en los gatitos.

La frecuencia de la desparasitación en gatitos también es mayor que en los gatos adultos. Se recomienda hacer una desparasitación interna cada 15 días hasta los 3 meses de edad, y luego cada mes hasta los 6 meses de edad. La desparasitación externa se puede hacer cada mes desde las 6 semanas hasta los 6 meses de edad.

Después de los 6 meses de edad, se puede seguir el mismo calendario de desparasitación que para los gatos adultos.

Consideraciones especiales para los gatitos

Además de la desparasitación, los gatitos necesitan otras medidas de cuidado y prevención para garantizar su salud y bienestar. Algunas de estas medidas son:

  • Vacunar a los gatitos contra las enfermedades más comunes como el moquillo felino, la rinotraqueítis felina, la calicivirosis felina y la leucemia felina. El calendario de vacunación se inicia a partir de las 8 semanas de edad y se completa a los 4 meses de edad.
  • Esterilizar a los gatitos para evitar la reproducción no deseada y prevenir problemas de salud como el cáncer de mama, el cáncer de testículos, las infecciones urinarias y las enfermedades de transmisión sexual. La edad recomendada para la esterilización es entre los 4 y los 6 meses de edad.
  • Alimentar a los gatitos con una dieta equilibrada y adecuada para su etapa de crecimiento. Los gatitos necesitan más energía, proteínas, calcio y otros nutrientes que los gatos adultos, por lo que deben comer un alimento específico para gatitos hasta el año de edad.
  • Socializar a los gatitos con otras personas y animales desde que son pequeños. Esto les ayudará a desarrollar una personalidad más confiada, sociable y cariñosa. La socialización se debe hacer de forma gradual y positiva, respetando el ritmo y las preferencias de cada gatito.

Desparasitación en gatos adultos

Los gatos adultos también necesitan desparasitarse regularmente para prevenir las enfermedades causadas por los parásitos. La desparasitación en gatos adultos se debe hacer con productos antiparasitarios adecuados para su edad, peso y condición física, siguiendo las indicaciones del veterinario.

La frecuencia de la desparasitación en gatos adultos depende de varios factores, como el tipo de producto antiparasitario, el estilo de vida del gato y el riesgo de exposición a los parásitos. En general, se recomienda hacer una desparasitación interna cada 3 o 4 meses y una desparasitación externa cada mes o cada 2 meses.

Sin embargo, algunos gatos pueden necesitar una desparasitación más frecuente o menos frecuente según sus circunstancias. Por ejemplo, los gatos que salen al exterior, los que conviven con otros animales, los que cazan o los que tienen un sistema inmunitario debilitado tienen más riesgo de contraer parásitos que los gatos que viven en interiores, solos o con buena salud.

Por eso, es importante consultar con el veterinario cuál es el calendario de desparasitación más adecuado para tu gato.

Enfermera Veterinaria Examinando A Un Lindo Gato Feliz Haciendo Pruebas Médicas En Una Clínica Veterinaria

Efectos secundarios de los productos antiparasitarios para gatos

Los productos antiparasitarios para gatos son medicamentos que actúan contra los parásitos, pero también pueden tener efectos secundarios en algunos casos. Estos efectos secundarios suelen ser leves y transitorios, pero en ocasiones pueden ser graves y requerir atención veterinaria.

Efectos secundarios comunes

Algunos efectos secundarios comunes de los productos antiparasitarios para gatos son:

  • Salivación excesiva
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Pérdida de apetito
  • Somnolencia
  • Irritación o alergia en la zona de aplicación
  • Caída del pelo
  • Convulsiones

Estos efectos secundarios suelen durar unas horas o unos días y se resuelven por sí solos o con tratamiento sintomático. Sin embargo, si son muy intensos o persistentes, se debe consultar con el veterinario.

Qué hacer si tu gato tiene efectos secundarios

Si tu gato tiene efectos secundarios después de recibir un producto antiparasitario, debes seguir estos pasos:

  1. No le administres ningún otro producto antiparasitario sin consultar con el veterinario.
  2. Observa a tu gato y anota los síntomas que presenta, la hora en que empezaron y la duración.
  3. Llama al veterinario y explícale la situación. El veterinario te indicará qué hacer según la gravedad de los efectos secundarios.
  4. Si el veterinario lo considera necesario, lleva a tu gato a la clínica para que le haga una evaluación y le dé el tratamiento adecuado.
  5. Sigue las recomendaciones del veterinario sobre cómo cuidar a tu gato hasta que se recupere.

Prevención de parásitos en gatos

Los parásitos son organismos que viven a expensas de otro, causando daños en su salud y bienestar. Los gatos pueden ser afectados por diferentes tipos de parásitos, tanto internos como externos, que pueden transmitir enfermedades graves e incluso mortales. Por eso, es fundamental prevenir la infestación de parásitos en nuestros felinos, siguiendo unas pautas básicas de higiene y cuidado.

Consejos para prevenir parásitos en gatos

La prevención de parásitos en gatos se basa en dos pilares fundamentales: la desparasitación periódica y la protección ambiental.

La desparasitación periódica consiste en administrar a nuestro gato productos antiparasitarios específicos, que eliminan los parásitos que ya puedan tener y previenen la aparición de nuevos. Existen diferentes formatos de antiparasitarios, como pastillas, pipetas, collares o sprays, que se adaptan a las necesidades y preferencias de cada gato y su dueño. Lo más recomendable es consultar con el veterinario cuál es el producto más adecuado para nuestro gato, así como la frecuencia y la dosis de aplicación.

La protección ambiental implica mantener el entorno del gato limpio y desinfectado, evitando el contacto con posibles fuentes de contagio. Algunas medidas que podemos tomar son:

  • Limpiar a diario el arenero del gato, retirando las heces y cambiando la arena con regularidad.
  • Lavar con agua caliente y jabón los platos de comida y agua del gato, así como sus juguetes y accesorios.
  • Cepillar al gato a menudo, sobre todo si sale al exterior, para eliminar el pelo muerto y detectar posibles parásitos externos.
  • Evitar que el gato entre en contacto con animales callejeros o desconocidos, que puedan estar infestados de parásitos.
  • Mantener al día las vacunas del gato, para reforzar su sistema inmunológico y prevenir enfermedades.
Grupo De Lindas Mascotas Sobre Fondo Blanco. Diseño De Pancartas

Consulta con el veterinario

El veterinario es el profesional más indicado para asesorarnos sobre la prevención de parásitos en gatos. Él podrá realizar un examen físico a nuestro gato, analizar sus heces y su sangre, y determinar si tiene algún tipo de parásito o está en riesgo de contraerlo. Además, nos recomendará el plan de desparasitación más adecuado para nuestro gato, teniendo en cuenta su edad, peso, estado de salud y estilo de vida.

Es importante seguir las indicaciones del veterinario y respetar el calendario de desparasitación establecido. Así mismo, debemos acudir al veterinario si observamos algún síntoma o signo que nos haga sospechar que nuestro gato tiene parásitos, como pérdida de peso, apatía, diarrea, vómitos, anemia o lesiones en la piel.

Importancia de las visitas regulares al veterinario

Las visitas regulares al veterinario son esenciales para mantener la salud de nuestro gato y prevenir posibles problemas. Se recomienda llevar al gato al veterinario al menos una vez al año para realizar una revisión general y actualizar sus vacunas. Sin embargo, si el gato es muy joven, muy viejo o tiene alguna condición especial, puede ser necesario acudir con más frecuencia.

Las visitas regulares al veterinario nos permiten detectar a tiempo cualquier anomalía o enfermedad en nuestro gato, lo que facilita su tratamiento y pronóstico. Además, nos ayudan a establecer una relación de confianza con el veterinario, lo que beneficia tanto a nuestro gato como a nosotros.

Conclusión

La desparasitación de gatos es un aspecto fundamental para garantizar la salud y el bienestar de nuestros felinos. Los parásitos pueden causar graves daños en nuestros gatos e incluso poner en riesgo su vida. Por eso, debemos seguir unas pautas básicas de prevención, como administrar productos antiparasitarios específicos y mantener el entorno del gato limpio y desinfectado.

Además, debemos consultar con el veterinario cuál es el plan de desparasitación más adecuado para nuestro gato y acudir a él si observamos algún síntoma o signo de alerta. Así, podremos disfrutar de la compañía de nuestro gato por mucho tiempo y con la mayor calidad posible.

🐾¡Gracias por leer y compartir! 😊🐾

Referencias

  1. Worming your cat | International Cat Care
  2. How To Deworm A Cat – Cats.com
  3. How to Deworm Kittens and Cats – WebMD
  4. 5 Best Cat Dewormers – Cats.com