Gato Bombay

El Gato Bombay: Una mini Pantera en tu hogar

Explora el mundo del gato Bombay, la pantera miniatura que conquista corazones. Descubre su historia, personalidad, características y cuidados esenciales.

Introducción

¿Te gustan los gatos negros? ¿Te fascinan los felinos salvajes? ¿Te gustaría tener una mini pantera en tu hogar? Si la respuesta es sí, entonces el gato Bombay es la raza perfecta para ti.

El gato Bombay es un gato doméstico de pelo corto y color negro intenso, que se parece mucho a una pantera negra en miniatura. Tiene unos ojos grandes y expresivos de color cobre o dorado, que contrastan con su pelaje oscuro y brillante. Es un gato elegante, musculoso y de tamaño mediano, que combina la belleza de los gatos orientales con la personalidad de los gatos americanos.

En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el gato Bombay, su historia, sus características físicas, su personalidad, su cuidado, su salud, cómo adoptarlo o comprarlo, cómo vivir con él y cómo se lleva con los niños y otras mascotas. Si quieres conocer más sobre esta raza tan especial, sigue leyendo y descubre por qué el gato Bombay es un mini pantera en tu hogar.

Gato Bombay Con Ojos Amarillos En La Hierba Verde, En La Naturaleza

Historia del Gato Bombay

El origen de la raza Bombay se remonta a la década de 1950, cuando una criadora estadounidense llamada Nikki Horner decidió crear un gato que se pareciera a una pantera negra. Para ello, cruzó gatos de raza Burmés de color negro con gatos American Shorthair de color negro azabache. Después de varios intentos fallidos, logró obtener los primeros ejemplares de gato Bombay en 1965.

El nombre de la raza se debe a que Horner quería evocar la imagen de los leopardos negros de la India, que viven en la ciudad de Bombay. Sin embargo, el gato Bombay no tiene ninguna relación genética con los felinos asiáticos.

El desarrollo y el reconocimiento de la raza fue lento y difícil, ya que muchos criadores se oponían a la introducción de genes del American Shorthair en el Burmés. Finalmente, el gato Bombay fue reconocido por la Cat Fanciers’ Association (CFA) en 1976 y por la International Cat Association (TICA) en 1979. Hoy en día, el gato Bombay es una raza aceptada por todas las asociaciones felinas del mundo.

Diferencias entre el Bombay Americano y el Británico

Aunque el gato Bombay se originó en Estados Unidos, también se desarrolló una línea británica a partir de la década de 1980. Los criadores británicos utilizaron gatos Burmés europeos y British Shorthair para crear su propia versión del gato Bombay.

Las principales diferencias entre el Bombay americano y el británico son:

CaracterísticasBombay AmericanoBombay Británico
CuerpoMás largo y delgadoMás compacto y redondeado
CabezaMás alargada y triangularMás redonda y ancha
OrejasMás grandes y puntiagudasMás pequeñas y redondeadas
OjosMás ovalados y separadosMás redondos y juntos
PelajeMás fino y sedosoMás grueso y denso

Características Físicas

El gato Bombay es un gato de tamaño mediano, que pesa entre 3 y 6 kg. Tiene un cuerpo musculoso y bien proporcionado, con unas patas fuertes y unas almohadillas negras. Su cola es mediana y afilada en la punta.

Su cabeza es redondeada y armoniosa, con unos pómulos marcados y un hocico corto. Su nariz es recta y negra. Sus orejas son medianas, anchas en la base y ligeramente inclinadas hacia adelante. Sus ojos son grandes, redondos y muy expresivos. Su color puede variar desde el cobre hasta el dorado, pasando por el naranja o el verde.

Su pelaje es corto, fino, sedoso y pegado al cuerpo. Su color es negro intenso, sin ninguna mancha o marca. Su pelo tiene un brillo metálico que lo hace parecer una pantera negra. Su piel también es negra, lo que contribuye a su aspecto exótico.

El gato Bombay es una raza que no presenta mucha variación en su apariencia. Sin embargo, se puede comparar con otras razas que tienen un color similar, como el Burmés, el Oriental o el American Curl.

El gato Bombay se diferencia del Burmés en que tiene un cuerpo más largo y delgado, una cabeza más alargada y triangular, unas orejas más grandes y puntiagudas, unos ojos más ovalados y separados y un pelaje más fino y sedoso.

El gato Bombay se diferencia del Oriental en que tiene un cuerpo más compacto y redondeado, una cabeza más redonda y ancha, unas orejas más pequeñas y redondeadas, unos ojos más redondos y juntos y un pelaje más grueso y denso.

El gato Bombay se diferencia del American Curl en que tiene unas orejas rectas y no curvadas hacia atrás, unos ojos de color cobre o dorado y no azules o verdes y un pelaje sin ningún patrón o dibujo.

Hermoso Gato Negro De Bombay Con Ojos Verdes Sentado En El Césped Con Árboles

Personalidad y Temperamento

El gato Bombay es un gato muy inteligente, curioso y activo. Le encanta explorar su entorno, jugar con juguetes y aprender trucos. Es un gato muy sociable, que se lleva bien con las personas y otras mascotas. Le gusta recibir atención y cariño, pero sin ser demasiado dependiente o exigente. Es un gato muy adaptable, que puede vivir tanto en una casa grande como en un apartamento pequeño.

El gato Bombay tiene un comportamiento muy similar al de los perros. Es leal, afectuoso y obediente. Le gusta seguir a su dueño por toda la casa, dormir con él en la cama y saludarlo cuando llega a casa. También le gusta pasear con correa, viajar en coche y participar en actividades familiares.

El gato Bombay tiene una personalidad muy equilibrada. No es ni demasiado tímido ni demasiado agresivo. Es tranquilo, pacífico y amigable. No suele maullar mucho, pero cuando lo hace tiene una voz suave y melodiosa. Es un gato que se adapta fácilmente a los cambios y que no suele tener problemas de comportamiento.

Cuidado del Gato Bombay

El gato Bombay es un gato fácil de cuidar, ya que no requiere mucha atención ni mantenimiento. Sin embargo, hay algunos aspectos que hay que tener en cuenta para garantizar su bienestar.

Alimentación: El gato Bombay necesita una dieta equilibrada y de calidad, adaptada a su edad, tamaño y nivel de actividad. Se recomienda darle comida seca o húmeda específica para gatos, evitando los alimentos humanos o caseros que puedan ser perjudiciales para su salud.

La cantidad diaria de comida debe ser controlada para evitar el sobrepeso u obesidad, que pueden causar problemas de salud como la diabetes o la artritis. Se debe proporcionar agua fresca y limpia a disposición del gato en todo momento.

Aseo: El gato Bombay no necesita baños frecuentes, ya que su pelaje es corto y se mantiene limpio por sí solo. Sin embargo, se recomienda cepillarlo una vez por semana para eliminar el pelo muerto y estimular la circulación sanguínea.

También se debe limpiar sus orejas con un paño húmedo para evitar la acumulación de cera o suciedad. Sus uñas deben ser recortadas regularmente para evitar que se rompan o se encarnen. Sus dientes deben ser cepillados con pasta dental especial para gatos para prevenir el sarro o las enfermedades dentales.

Ejercicio: El gato Bombay es un gato activo y juguetón, que necesita hacer ejercicio diario para mantenerse en forma y feliz. Se debe proporcionar juguetes interactivos, rascadores, túneles y otros accesorios para estimular su mente y su cuerpo.

También se puede jugar con él lanzándole pelotas, plumas o ratones de juguete para que los persiga y los atrape. El juego es una forma de fortalecer el vínculo entre el dueño y el gato, así como de prevenir el aburrimiento o el estrés.

Salud del Gato Bombay

El gato Bombay es una raza relativamente saludable, pero puede presentar algunos problemas de salud comunes que afectan a otros gatos de pelo corto. Algunos de estos problemas son:

  • Obesidad: el gato Bombay tiene tendencia a engordar si no se controla su alimentación y se le proporciona suficiente ejercicio. La obesidad puede causar diabetes, problemas articulares y otras complicaciones.
  • Problemas respiratorios: el gato Bombay tiene una cabeza redondeada y un hocico corto, lo que puede provocar dificultades para respirar, especialmente en climas cálidos y húmedos. Es importante mantener al gato hidratado y evitar la exposición a altas temperaturas.
  • Cardiomiopatía hipertrófica: esta es una enfermedad del corazón que afecta al músculo cardíaco, causando un engrosamiento anormal. Puede provocar insuficiencia cardíaca, coágulos sanguíneos y muerte súbita. Se recomienda realizar chequeos veterinarios regulares y ecocardiogramas para detectar esta condición.
  • Ataxia: esta es una enfermedad neurológica que afecta al equilibrio y la coordinación del gato. Se manifiesta con temblores, debilidad y dificultad para caminar. Es una enfermedad hereditaria que se puede diagnosticar mediante pruebas genéticas.

La esperanza de vida del gato Bombay es de unos 15 años, aunque puede variar según el cuidado y la genética. Para mantener al gato saludable, se recomienda:

  • Proporcionar una alimentación de calidad, adecuada a su edad, peso y actividad.
  • Evitar el sobrepeso y estimular el ejercicio físico con juegos y juguetes.
  • Mantener al gato vacunado y desparasitado según las indicaciones del veterinario.
  • Realizar revisiones veterinarias periódicas y exámenes dentales.
  • Esterilizar o castrar al gato si no se desea criar.
  • Mantener al gato en un ambiente seguro, limpio y confortable.
Hermoso Gato Negro De Bombay Descansando En Una Silla.

Adoptar o comprar un Gato Bombay

El gato Bombay es una raza poco común y difícil de encontrar. Si se desea adquirir un ejemplar, hay que tener en cuenta algunos factores:

  • El precio: el gato Bombay puede costar entre 500 y 1000 euros, dependiendo del criador, la calidad y la demanda. Además, hay que sumar los gastos de transporte, vacunas, chip, esterilización y otros cuidados veterinarios.
  • La disponibilidad: el gato Bombay no se encuentra fácilmente en las tiendas de mascotas ni en los refugios de animales. Es más probable encontrarlo en criaderos especializados o en asociaciones de razas felinas. Hay que asegurarse de que el criador o la asociación sean serios y responsables, y que cumplan con las normas sanitarias y éticas.
  • La espera: el gato Bombay suele tener camadas pequeñas, de uno a cuatro cachorros. Además, el periodo de gestación es de unos 65 días, y los cachorros no se pueden separar de la madre hasta las 12 semanas de edad. Por lo tanto, hay que tener paciencia y reservar con antelación si se quiere obtener un ejemplar.

Para seleccionar un criador responsable, se recomienda:

  • Visitar el lugar donde se crían los gatos y comprobar las condiciones de higiene, espacio y socialización.
  • Conocer a los padres del cachorro y observar su salud, temperamento y aspecto.
  • Pedir el certificado de origen del cachorro, que debe incluir su árbol genealógico y las pruebas genéticas realizadas a los padres.
  • Solicitar el contrato de compra-venta, que debe especificar las condiciones de entrega, garantía y devolución del cachorro.
  • Verificar que el cachorro esté vacunado, desparasitado, identificado con microchip y con el pasaporte sanitario al día.

Para adoptar un gato Bombay, se recomienda:

  • Contactar con asociaciones de protección animal o de razas felinas que puedan tener algún ejemplar disponible para adopción.
  • Informarse sobre los requisitos y el proceso de adopción, que pueden incluir una entrevista previa, una visita al domicilio y una donación económica.
  • Comprometerse a cuidar al gato de por vida y a proporcionarle las atenciones veterinarias necesarias.
  • Estar dispuesto a adaptarse al carácter y las necesidades del gato, que puede haber sufrido algún trauma o abandono.

Vivir con un Gato Bombay

El gato Bombay es un compañero ideal para las personas que buscan un gato cariñoso, inteligente y juguetón. Sin embargo, también tiene algunas expectativas que hay que tener en cuenta:

  • El gato Bombay necesita mucha atención y afecto por parte de su dueño. No le gusta estar solo ni aburrido, y puede desarrollar problemas de comportamiento si no se le dedica tiempo y estimulación.
  • El gato Bombay es muy curioso y activo, y le encanta explorar y aprender cosas nuevas. Se recomienda proporcionarle juguetes interactivos, rascadores, escondites y otros elementos que satisfagan su instinto felino.
  • El gato Bombay es muy vocal y expresivo, y suele comunicarse con maullidos, ronroneos y otros sonidos. Hay que estar preparado para escucharlo y entenderlo, y no reprimir su forma de expresarse.
  • El gato Bombay es muy limpio y cuidadoso con su pelaje. No requiere mucho cepillado, pero sí un baño ocasional con un champú específico para gatos negros. También hay que limpiarle los ojos y las orejas con regularidad, y cortarle las uñas si no las desgasta.

A continuación, se presentan algunas historias de dueños de gatos Bombay que comparten sus experiencias:

  • Ana: “Tengo un gato Bombay llamado Leo desde hace dos años. Es el gato más cariñoso y divertido que he tenido. Siempre me sigue por la casa, se acurruca conmigo en el sofá y me hace reír con sus travesuras. Es muy inteligente y aprende rápido. Le enseñé a sentarse, a dar la pata y a traerme la pelota. Le encanta jugar con el láser, la pluma y la caja de cartón. Es muy sociable y se lleva bien con las visitas y con mi otro gato. Lo único malo es que a veces maúlla mucho por la noche y me despierta.”
  • Carlos: “Tengo una gata Bombay llamada Luna desde hace seis meses. La adopté de una asociación de razas felinas que la rescató de un criadero ilegal. Al principio estaba muy asustada y desconfiada, pero poco a poco se fue adaptando a su nuevo hogar. Ahora es una gata muy dulce y agradecida, que me demuestra su amor todos los días. Le gusta dormir conmigo en la cama, ronronear en mi regazo y lamerme la cara. Es muy tranquila y no hace nada de ruido. Se lleva bien con mi perro, pero no le gusta mucho el contacto con otras personas.”
  • Elena: “Tengo un gato Bombay llamado Simba desde hace cuatro años. Lo compré en un criadero especializado que me dio todas las garantías de salud y origen. Es el gato más bonito y elegante que he visto. Tiene un pelaje negro brillante, unos ojos verdes impresionantes y una cola larga y tupida. Es muy orgulloso y exigente, pero también muy fiel y protector. Me acompaña a todas partes, me vigila desde lo alto del armario y me defiende de cualquier intruso. Le gusta jugar con el agua, trepar por las cortinas y cazar insectos. Es muy independiente y no le gusta que lo cojan en brazo ni que lo cepillen.”
El Gato Negro Bombay Sobre Un Fondo Blanco Se Sentó En Las Patas Delanteras. Preparándose Para Atacar. Estilo Depredador

El Gato Bombay y los Niños

El gato Bombay es una excelente opción para las familias con niños, ya que es un felino muy cariñoso, juguetón y sociable. Le encanta la atención y la compañía de las personas, y se adapta fácilmente a diferentes ambientes y situaciones. El gato Bombay es muy inteligente y curioso, por lo que disfruta de aprender trucos y juegos con sus dueños. Además, tiene un temperamento tranquilo y equilibrado, lo que lo hace tolerante y paciente con los niños.

Sin embargo, como todo gato, el Bombay necesita respeto y cuidado por parte de los más pequeños de la casa. No le gusta que lo molesten, lo asusten o lo maltraten, y puede reaccionar con arañazos o mordiscos si se siente amenazado o incómodo. Por eso, es importante enseñar a los niños a tratar al gato con delicadeza y consideración, y a no invadir su espacio o interrumpir su descanso. También es conveniente supervisar las interacciones entre el gato y los niños, especialmente si son muy pequeños o si el gato no está acostumbrado a ellos.

Consejos para introducir un gato Bombay a una familia con niños

Si quieres adoptar un gato Bombay y ya tienes niños en casa, o si ya tienes un gato Bombay y esperas la llegada de un bebé, debes prepararte para hacer una introducción adecuada entre ellos. Esto facilitará la convivencia y evitará posibles problemas de estrés, celos o agresividad. Aquí te damos algunos consejos para lograrlo:

  • Antes de traer al gato a casa, prepara un lugar seguro y cómodo para él, donde tenga su cama, su arenero, su comida y su agua. Este será su refugio donde podrá relajarse y escapar del ruido o el movimiento de los niños.
  • Al llegar a casa con el gato, déjalo explorar el lugar con calma y sin presiones. No lo fuerces a interactuar con los niños ni con nadie más. Respeta su ritmo y su personalidad.
  • Presenta al gato y a los niños gradualmente, empezando por breves encuentros donde puedan verse y olerse sin contacto físico. Puedes usar una puerta o una reja para separarlos. Premia al gato y a los niños con golosinas o elogios cuando se comporten bien y se muestren curiosos o amigables.
  • Aumenta la duración y la frecuencia de las interacciones entre el gato y los niños, siempre bajo tu supervisión. Permite que se acerquen y se toquen con suavidad, pero sin forzar al gato si no quiere. Enséñales a los niños a no levantar al gato, a no tirarle del pelo o de la cola, y a no hacerle daño.
  • Refuerza el vínculo entre el gato y los niños mediante actividades divertidas y positivas, como jugar con juguetes apropiados, acariciar al gato o darle premios. Haz que los niños participen en el cuidado del gato, como darle de comer o cepillarlo, siempre bajo tu guía.
  • Sé paciente y constante en el proceso de introducción entre el gato y los niños. Cada caso es diferente y puede tomar más o menos tiempo. Lo importante es crear un ambiente de confianza y respeto mutuo entre todos los miembros de la familia.

El Gato Bombay y otras Mascotas

El gato Bombay también puede llevarse bien con otras mascotas, siempre que se le presente correctamente y se le respete su espacio. El gato Bombay es muy sociable y le gusta tener compañía, pero también es territorial y dominante, por lo que puede mostrar celos o rivalidad si siente que otro animal le quita atención o recursos.

Por lo general, el gato Bombay se lleva mejor con otros gatos que con perros u otros animales. Esto se debe a que comparten un lenguaje corporal similar y pueden entenderse mejor. Sin embargo, esto no significa que no pueda convivir con otras especies, siempre que se haga una introducción adecuada y se eviten las situaciones de conflicto.

Gato Grande Negro Con Ojos Verdes. Animales Callejeros. Bajo La Lluvia

Consejos para introducir un gato Bombay a un hogar con otras mascotas

Si quieres adoptar un gato Bombay y ya tienes otras mascotas en casa, o si ya tienes un gato Bombay y quieres traer otro animal, debes seguir unos pasos similares a los que te dimos para la introducción con los niños. Estos son algunos consejos para facilitar la convivencia entre el gato Bombay y otras mascotas:

  • Antes de traer al gato a casa, prepara un lugar seguro y cómodo para él, donde tenga su cama, su arenero, su comida y su agua. Este será su refugio donde podrá relajarse y escapar del estrés o la presión de las otras mascotas.
  • Al llegar a casa con el gato, déjalo explorar el lugar con calma y sin presiones. No lo fuerces a interactuar con las otras mascotas ni con nadie más. Respeta su ritmo y su personalidad.
  • Presenta al gato y a las otras mascotas gradualmente, empezando por breves encuentros donde puedan verse y olerse sin contacto físico. Puedes usar una puerta o una reja para separarlos. Premia al gato y a las otras mascotas con golosinas o elogios cuando se comporten bien y se muestren curiosos o amigables.
  • Aumenta la duración y la frecuencia de las interacciones entre el gato y las otras mascotas, siempre bajo tu supervisión. Permite que se acerquen y se toquen con suavidad, pero sin forzar al gato si no quiere. Evita que las otras mascotas persigan, acosen o intimiden al gato, o que le quiten su comida o sus juguetes.
  • Refuerza el vínculo entre el gato y las otras mascotas mediante actividades divertidas y positivas, como jugar con juguetes apropiados, acariciar al gato o darle premios. Haz que las otras mascotas respeten el espacio y el tiempo del gato, y que no lo molesten cuando duerme o se asea.
  • Sé paciente y constante en el proceso de introducción entre el gato y las otras mascotas. Cada caso es diferente y puede tomar más o menos tiempo. Lo importante es crear un ambiente de armonía y tolerancia entre todos los animales del hogar.

Conclusión

El gato Bombay es un felino fascinante, que combina la apariencia de una pantera negra con la personalidad de un gato doméstico. Es un animal muy cariñoso, juguetón e inteligente, que se adapta bien a diferentes entornos y situaciones. El gato Bombay puede convivir perfectamente con niños y otras mascotas, siempre que se le presente correctamente y se le respete su espacio. El cuidado del gato Bombay no es muy complicado, pero requiere de atención y prevención para evitar posibles problemas de salud.

Si te ha gustado este artículo sobre el gato Bombay, te invitamos a que aprendas más sobre esta raza tan especial o que compartas tus experiencias con los gatos Bombay en los comentarios. También puedes visitar nuestra página web para encontrar más información sobre otros tipos de gatos o sobre cómo cuidarlos mejor.

Referencias

  1. Bombay: Cat Breed Profile, Characteristics & Care – The Spruce Pets
  2. Bombay cat – Wikipedia
  3. Bombay Cat Breed: Size, Appearance & Personality – Cats.com